Uso del creador de logotipos de Tailor Brands: 8 consejos para personalizar su logotipo como un profesional

¿Siente que su audiencia no se ha conectado con el diseño del logotipo de su empresa?

En caso afirmativo, no se preocupe, ya que está en el lugar ideal.

Hemos observado que muchos de nuestros usuarios tienden a tener hábitos similares al modificar sus logotipos, y algunos de estos hábitos van en contra de las mejores prácticas de diseño.

Dado que estos errores de diseño de logotipos son bastante comunes, ¡hablamos con nuestro diseñador jefe, Tom, y le preguntamos cómo aprovechar al máximo el editor de logotipos de Tailor Brands para crear el mejor logotipo para representar su marca!

Aunque aludiremos al editor de logotipos de Tailor Brands en esta publicación, estas reglas pueden aplicarse a cualquier persona que esté tratando de diseñar su propio logotipo.

Siga leyendo para enterarse de los consejos de Tom sobre 8 formas de cómo no usar el editor de logotipos de Tailor Brands y qué hacer para crear un logotipo que destaque.

1. Demasiada opacidad

Un logotipo invisible no se asocia a una marca fuerte. Sin embargo, a menudo vemos logotipos muy poco visibles que apenas dejan su huella, ¡porque son casi imposibles de ver!

Los logotipos están destinados a crear una primera impresión ágil para su empresa, una que su audiencia pueda ver fácilmente con solo un vistazo. Y, lo último que quiere es crear un logotipo que frustre a su audiencia, o que les pida que hagan un esfuerzo adicional.

Sin embargo, un logotipo que sea demasiado opaco (transparente) no se puede registrar en un abrir y cerrar de ojos: obliga a su audiencia a fijarse dos veces, y no de una buena manera.

Al jugar con la opacidad de su logotipo, está bien ajustarlo ligeramente de una forma u otra. Dicho esto, asegúrese de que su logotipo sea resistente, claramente visible y se pueda ver fácilmente en cualquier fondo.

2. Demasiadas fuentes

Ya hemos hablado sobre las formas correctas de combinar fuentes, pero vale la pena repetirlo aquí para cualquiera que intente diseñar su logotipo.

Nunca debe haber cuatro o cinco fuentes, y su logotipo definitivamente no es una excepción a esa regla. De hecho, su logotipo debe tener un máximo de dos fuentes: una para el nombre de su empresa y la otra para su eslogan.

Sin excepciones.

Esto se debe a que cada fuente tiene un cierto estado de ánimo que aportar a la tabla de diseño, y el uso de demasiadas fuentes confunde automáticamente este estado de ánimo.

Observe cómo este primer logotipo parece tener tres características distintas: océano, verde y edificio. ¿Puede extraer un mensaje de este diseño? Sé que no puedo. Sin embargo, el logotipo a la derecha me dice que “Edificio verde” en su conjunto está ayudando a describir la compañía Ocean, debido a la forma en que las fuentes se complementan entre sí.

Cuando empareje fuentes, trate siempre de mantener dos que tengan el suficiente contraste entre sí para que su audiencia pueda distinguir fácilmente la diferencia entre ellas, pero que emitan el mismo sentimiento y sensación.

3. Un eslogan que es más grande que el nombre de su empresa

Un eslogan está destinado a mejorar su logotipo, ya que le dice a su audiencia algo adicional sobre su empresa.

Sea un eslogan para mostrar el valor de su empresa o para explicar más sobre lo que hace su empresa, esa no es la cuestión.

Repito: el eslogan no es la cuestión principal de su logotipo.

Sin embargo, a menudo vemos diseños que casi se tragan el logotipo en sí, porque el eslogan ocupa mucho espacio por sí solo.

Según los principios de la jerarquía de diseño, tendemos a percibir objetos que son más grandes como más importantes. Por ejemplo, siempre leemos el título de un texto primero, y solo luego continuamos con el resto. Además, lo último que querrá es que su audiencia piense que su eslogan es en realidad el nombre de su logotipo, como “Explore lo desconocido” en el logotipo superior izquierdo.

Recuerde que es completamente aceptable tener un eslogan más pequeño que su logotipo; de hecho, generalmente es preferible. Pero, una vez que un eslogan se hace más grande que el nombre de su empresa, probablemente sea hora de rediseñar su logotipo desde cero.

4. Iconos desproporcionadamente grandes

Una vez más, querrá lograr la armonía entre los diferentes elementos de su logotipo, como su icono.

Sin embargo, si está utilizando un logotipo en función del nombre, entonces el nombre de su logotipo tendrá mucho peso. Es lo que su audiencia recordará más sobre su marca, mientras que su icono le dice a su audiencia algo más sobre el logotipo (al igual que su eslogan).

Idealmente, su audiencia acabará asociando su icono con el nombre de su empresa, pero eso solo sucederá si cada elemento funciona en conjunto.

En este sentido, su icono debe ser compatible con su logotipo sin cargar su diseño. Además, los iconos que son más grandes que el nombre de la empresa ocupan demasiado espacio y harán que sea muy difícil cambiar el tamaño de su logotipo en superficies más pequeñas (como en tarjetas de presentación o en publicaciones en redes sociales).

Sin embargo, si está empeñado en jugar con su icono, puede agrandarlo y luego poner el nombre de su logotipo dentro.

Y ¡voilá! Tiene un logotipo proporcional con un borde genial con forma de icono.

5. Elementos que están demasiado juntos

Para que el ojo analice correctamente su logotipo, necesita un poco de espacio para respirar y poder procesar lo que está viendo.

Pero, cuando se apila un icono encima de un nombre comercial, y ambos están a su vez superpuestos con un eslogan, ¡no hay posibilidad de respirar! Como puede ver, con el logotipo superior izquierdo, el eslogan está siendo tragado por la combinación de nombre e icono del logotipo, lo que dificulta obtener una imagen clara de lo que el logotipo está tratando de decir.

Al diseñar su propio logotipo, asegúrese de espaciar los elementos lo suficiente como para que cada uno destaque por sí solo.

Si tiene problemas para imaginar el espacio adecuado, intente cerrar los ojos durante unos segundos para “distanciarse” del logotipo. Luego, cuando los abra, mire su logotipo como lo haría un nuevo visitante. Si no puede distinguir inmediatamente entre cada parte de su logotipo, sabrá que los elementos están demasiado juntos.

6. Elementos que están demasiado separados

Esto parece una broma… ¿No acabo de decir que los elementos de su logotipo no deberían estar uno encima del otro?

Sí, y mantengo esa afirmación.

Sin embargo, a menudo vemos logotipos que tienen elementos arrastrados por toda la página: el icono en la esquina superior izquierda, un eslogan oculto en la parte inferior, el nombre de la empresa en algún lugar en el medio, y estos logotipos casi nunca envían un mensaje.

En cambio, uno se confunde al mirarlos y ocupan demasiado tiempo a la hora de analizarlos (como usar demasiada opacidad).

Aunque distribuir el diseño de esa manera puede parecer que le da mucho peso a todos los elementos de su logotipo, lo que realmente hace es arruinar la cohesión del diseño. Solo mire los logotipos de Click It arriba. ¿Cuál ayuda a pintar una imagen unida? Apuesto que el segundo.

Intente tener un pequeño espacio en blanco entre cada elemento de diseño en su logotipo, de modo que todas las partes estén igualmente distantes entre sí, ¡pero no se pase! Asegúrese de que se vea como un diseño unificado, en lugar de un montón de elementos aleatorios dispersos en la pantalla.

7. Interletraje que no funciona

Para aquellos que no lo sepan, el interletraje se refiere al espacio entre letras. Un interletraje más alto se refiere a letras que están más separadas entre sí, mientras que uno más bajo se da cuando las letras están más juntas.

¡Ambos extremos son malos! Cuando las letras de su logotipo están demasiado juntas, será difícil para su audiencia leer el nombre del logotipo.

Dicho esto, demasiado espacio, como en el logotipo de esta tienda a la izquierda, es estéticamente discordante y arruina todo el diseño. También exige que su audiencia trabaje para leer su logotipo de principio a fin, y eso es algo que está prohibido.

Así pues, ¿qué le parece si encuentra el equilibrio correcto?

Cuando esté en el editor de su logotipo, puede modificar el interletraje de su logotipo haciendo clic en “Tipo”.

Luego, ajuste el espacio entre letras y nombres según lo necesite haciendo clic en el círculo azul y arrastrándolo hacia la derecha o izquierda.

La mejor manera de tener un logotipo equilibrado es mantener ese punto azul en algún lugar en el centro-izquierda, entre 0 y 2. También querrá ajustar el espaciado entre letras de los eslóganes, de modo que el espaciado de su eslogan refleje el interletraje del nombre de su logotipo.

8. Figuras incorrectas en el momento equivocado

Como ya sabrá, el uso de figuras geométricas simples con una paleta de colores vivos se ha convertido en una tendencia popular de diseño de logotipos, una que probablemente perdurará.

¡Y nos complace anunciar que nuestro editor de logotipos tiene ahora la opción de añadir figuras a su logotipo!

Sin embargo, a menudo vemos logotipos que están sobrecargados por su forma, tanto que se pierde el mensaje original del logotipo.

Entonces, ¿cuándo debería añadir figuras a su logotipo?

Existen dos reglas generales: las figuras se ven mejor si el nombre de su logotipo no es demasiado largo y cuando mejoran el mensaje de su logotipo.

Recuerde que está tratando de pintar una imagen coherente de su marca y entorno empresariales. Eso puede ir bien cuando una figura reúne esta imagen, pero no si esta se hace cargo del diseño, o si tiene la personalidad incorrecta para su marca.

Las figuras neutrales como los círculos son generalmente más versátiles, mientras que las formas con bordes irregulares o patrones complejos dan una sensación más fuerte.

Dicho esto, como puede ver en el logotipo inmobiliario anterior, la figura más neutral en el lado izquierdo no sirve al logotipo que representa. Este tipo de logotipo necesitaba algo más específico, como el icono de la derecha.

Le pasamos el testigo

Cuando diseñe su logotipo, recuerde que lo más importante es su audiencia. ¿Cómo reaccionarán a su logotipo? ¿Qué entenderán de su diseño? ¿Están cada uno de los elementos trabajando juntos de una manera que les hable?

Mientras juega con el diseño de su logotipo, modifique las fuentes y ajuste su tamaño, tratando de mantener su mensaje a la vanguardia del diseño.

¿Listo para comenzar a diseñar? ¡Diríjase a nuestro creador de logotipos ahora!