¿Qué es un logo?

 

Los logos son imágenes, textos, formas o una combinación de los tres que representan el nombre y el propósito de un negocio, por decirlo de manera simple.

Sin embargo, un logo puede y debe ser más que un símbolo de identificación. Si está bien diseñado, también cuenta la historia de una empresa. De hecho, ayuda a transmitir el mensaje de tu marca de una manera que ayuda a establecer una conexión emocional con tu público objetivo.

Esta definición poco precisa pero inspiradora puede ampliarse con la siguiente pregunta:

 

¿De qué se ocupa un logo?

Respuesta: de la mayor parte del trabajo pesado.

Un logo es importante por varias razones, principalmente porque:

  • Causa una gran primera impresión que invita a los clientes a interactuar con tu marca
  • Te ayuda a crear una identidad de marca
  • Le aporta a tu empresa un símbolo a través del cual las personas pueden recordarte mejor
  • Te distingue de la competencia
  • Fomenta la lealtad a la marca

Por lo tanto, crear un logo debe estar en la parte superior de tu lista de prioridades a la hora de crear un negocio, pero ¿cuáles son los elementos que puedes utilizar para que esto suceda?

“Si se diseña correctamente, un logo puede hacer que los futuros esfuerzos de la marca sean coser y cantar”.


Partes de un logo

No hay unos requisitos que debas seguir al crear un logo (aunque probablemente te resulte bastante difícil diseñar un logo sin usar un solo color).

Dicho esto, la mayoría de los logos están formados por una combinación de los siguientes elementos:

Color

Los colores van más allá del atractivo estético: son los principales comunicadores de tu mensaje. Le dicen a tu público si eres divertido o serio, innovador o saludable, vanguardista o atemporal y estable.

La paleta de colores de tu logo puede estar compuesta por un solo color o varios (aunque recomendamos usar una combinación de dos o tres colores). Los colores que elijas luego se usarán en otros materiales de branding que también vas a crear, ¡así que elige sabiamente!

 

Tipografía

Esto es básicamente lo que todos los que no somos de diseño consideramos una fuente. La tipografía incluye las letras que verías en un logo colocadas siguiendo un diseño consistente. Encontrarás logos de una sola letra, un monograma o incluso el nombre completo de una empresa.

 

Imagen

Una imagen puede variar desde la flecha más simple hasta una representación detallada de un orangután abstracto. Puede ser un icono, un símbolo, tal vez una imagen que representa algo que vendes o un valor que representas.

Si eliges usar una imagen, recuerda que es probable que tengas que cambiar el tamaño de tu logo dependiendo de dónde lo coloques. Intenta usar algo que se vea bien y que se pueda adaptar.

Eslogan

Situado debajo de un logo, un eslogan generalmente se compone de una frase diseñada para enganchar a tu público o aclarar lo que hace tu empresa.

 

Los logos no deben ir necesariamente acompañados de un eslogan, pero es algo a considerar si, por ejemplo, la imagen de tu logo por sí sola es una interpretación abstracta del concepto de armonía, aunque puede comunicar tus valores, en realidad no le da a tus clientes mucha información sobre tu negocio.

¿Qué hace que un logo destaque?

Obviamente, esto depende de la empresa, el público, el mensaje deseado y el diseño del logo: la efectividad del logo puede ser bastante subjetiva y variable en diferentes partes de la industria o negocio.

Sin embargo, hay cuatro objetivos generales a los que debes aspirar al crear un logo:

Debe ser apropiado para el público.

Los mejores logos no son los más llamativos, sino aquellos que están en sintonía con su público objetivo. Los logos no solo representan a tu empresa, sino también a las personas con las que te comunicas.

Por ejemplo, no usarías colores brillantes y llamativos (amarillo brillante) para una funeraria, de la misma manera que no usarías grises deprimentes para un organizador de fiestas infantiles.

Debería ser fácil de leer.

Esto es particularmente cierto para los logos de marca denominativa (logos que consisten solo en texto) pero se aplica a todos los estilos de diseño.

Si tu público objetivo se ve obligado a descifrar lo que significa tu logo, éste no tendrá ninguna relevancia. Asegúrate de que tu logo se pueda entender fácilmente con solo un vistazo.

Debería ser diferente.

Siempre es un buen punto de partida inspirarse de las tendencias de la industria, pero recuerda que el objetivo de un logo es diferenciar tu marca de la competencia.

Diferente = memorable, y eso es lo que les recordará a los clientes por qué tu marca es la única en la industria a la que deberían ser leales.

Debería poder adaptarse.

Mencionamos esto anteriormente, pero es lo suficientemente importante como para explicarlo otra vez.

Tu logo se colocará de manera visible en varios medios y tamaños. Debido a esto, los mejores logos son aquellos que son versátiles, que se pueden adaptar fácilmente a cualquier necesidad de branding que tengas.

Algunos de los grandes

Tomemos algunos ejemplos de logos icónicos y analicemos cómo funcionan. 

Twitter

 

¿Qué haces con Twitter? Tuiteas, y este pájaro también.

El logotipo es simple y fácil de entender: todo el mundo puede decir que es un pájaro y comunica lo que puedes hacer con Twitter en una sola imagen. Su tamaño y color lo hacen llamativo, mientras que su simplicidad le recuerda sutilmente a su público que usar Twitter es fácil y directo.

McDonald's

 

Estos arcos amarillos serían reconocidos a un kilómetro de distancia. Este es el objetivo. Se creó pensando en captar la atención de los transeúntes. McDonald’s construyó sus restaurantes con estos arcos, que luego incorporaron su logo.

Los colores son brillantes y alegres, y la forma de la “M” te recuerda a esas famosas patatas fritas de Mickey D, las que deseas tener en tus manos.

Amazon

 

El nombre de este gigante minorista se inspiró en el río Amazonas (el más largo del mundo), por lo que es una excelente referencia para su logo. Si bien añade un poco de entusiasmo al logo, la flecha debajo del nombre también indica que Amazon vende todos los productos de la A a la Z, en forma de sonrisa, porque mantienen contentos a sus clientes.

 

Apple

 

No podemos dejar de mencionar a nuestra empresa de tecnología favorita, cuyo logo clásico pero simple se ha convertido a nivel mundial en un símbolo de innovación y estilo.

Al igual que el logo de Twitter, el icono de Apple no es complicado, pero en lugar de representar una acción, representa el nombre de la corporación digital. Su paleta en blanco y negro es elegante, y la mordida de la fruta invita a los clientes a “comer la manzana” (interactuar con la marca) y juega con la palabra “byte”, uno de los fundamentos de la informática. ¡No está mal para ser un simple icono!


Diferentes usos para un logo

Primera regla de branding: los logos deben colocarse en cualquier lugar donde estén representados tus productos, empresa y marca.

Sitios web – mostrar tu logo en la parte superior de tu página web aumenta la visibilidad de tu marca e instantáneamente le dice a los consumidores a quién visitan.

Tarjetas de visita: – tus tarjetas de visita de marca (con logo) son una excelente manera de dar a conocer tu nombre y presentar a tus clientes una forma tangible de recordarte.

Materiales de marketing – anuncios, folletos, embalajes de productos, publicaciones en redes sociales, boletines informativos: cada vez que creas una herramienta o material de marketing, tu logo debe destacar.

Presentaciones – en el aspecto comercial, tus presentaciones siempre deben incluir una indicación clara de la marca que representan, simbolizada por tu logo.

Comunicaciones de empresa – incluir logos en cartas, correos electrónicos, notas y otras comunicaciones refuerza tu marca, no solo para los clientes, sino también para tus empleados. Ayudar a conectar la cultura de tu empresa con la marca que la representa. 

 


Ahora es tu turno

Ahora que entiendes mejor lo que es un logo y el papel que desempeña en la imagen de tu marca, ¡es hora de comenzar a trabajar en el tuyo!